Blog

Noticias

Premio Accésit TFM “El Estigma Social ante Personas con Discapacidad Intelectual”

Premio Accésit TFM “El Estigma Social ante Personas con Discapacidad Intelectual”

Las personas con discapacidad intelectual siguen sufriendo situaciones de discriminación y marginación social y, se enfrentan diariamente a barreras y prejuicios que restringen sus derechos y limitan su vida, generando así una gran falta de inclusión en la sociedad. Por ello, mi investigación se ha centrado en conocer el estigma social hacia las personas con discapacidad intelectual, tanto en una muestra incidental de población general como en familiares de este colectivo. Para ello, llevé a cabo el análisis del estigma social según el contacto mantenido con dicha población y la frecuencia del mismo, así como evalué el efecto de posibles factores de protección (conducta prosocial, empatía y compasión) y de riesgo (ansiedad intergrupal) para dicho estigma social.

Gracias a esta investigación se pudo concluir que siguen existiendo en la sociedad juicios negativos hacia las personas con discapacidad intelectual, especialmente, sobre su aceptación y participación social. Igualmente, este estudio pone de manifiesto que tanto el contacto previo con personas con discapacidad intelectual como la frecuencia del mismo, son relevantes e influyen en el estigma social hacia este colectivo. Por otro lado, se observó también que existe una relación entre el estigma social y las variables conducta prosocial, empatía, compasión y ansiedad intergrupal, hallándose que el estigma social es menor cuando existe una mayor conducta prosocial, un mayor nivel de empatía, una mayor compasión y una menor ansiedad intergrupal hacia este grupo social.

Por lo que, es importante tener en cuenta los resultados de este estudio, concretamente los factores que favorecen las actitudes positivas hacia las personas con discapacidad intelectual, pues pueden ser aplicados en la práctica real, por ejemplo, en la creación o mejora de programas de intervención social, en la realización de campañas de sensibilización y concienciación social o, incluso, en la elaboración de guías o programas de apoyo para los familiares o cuidadores de esta población, con el fin de mitigar el estigma social que padece este colectivo y aumentar su autonomía y calidad de vida.

En definitiva, mi objetivo final con este trabajo era poder aportar de alguna manera mi granito de arena dentro de la investigación en este ámbito y ayudar a visibilizar y concienciar sobre la estigmatización que sufren las personas con discapacidad intelectual en su día a día. Poder contribuir a la inclusión plena y real de esta población aportando algunos resultados esperanzadores y aplicables que ayuden, en su fin último, a reducir dicho estigma.

La experiencia realizando este trabajo de investigación en mitad de una pandemia, como creo que piensa cualquiera que lo haya experimentado, ha sido difícil, dura y, en ocasiones, angustiosa, pero, por otro lado me ha llevado a exprimir al máximo los recursos que tenía a mano y sacar de donde no parecía haber, por lo que, también me llevo ese gran aprendizaje personal y la enseñanza de que hay que pelear hasta conseguirlo.

En todo este proceso, además, ha sido imprescindible el gran tutor que he tenido, Jesús Saiz. Por ello, me gustaría agradecerle su ayuda infinita, que, a pesar de haber sido entre pantallas por la situación vivida, ha hecho que todo pareciera sencillo y que le sintiera a mi lado en cada paso que daba.

Y por supuesto, me gustaría dar las gracias también a la Cátedra Contra el Estigma UCM-Grupo 5, por el premio recibido y por su gran labor, pues lucha para acabar con el estigma social que afecta a diversos colectivos de nuestra sociedad actual. Y, además, gracias a iniciativas como la del Premio al mejor TFM Contra el Estigma permite, a través de la investigación, que los estudiantes podamos acercarnos a este ámbito y contribuir de alguna forma en toda esa lucha contra la estigmatización, que al fin y al cabo era el objetivo final de mi trabajo.

Write a Comment