Adrián Escalante

Adrián Escalante

Desde pequeño los problemas sociales siempre me causaron dolor y molestia, no podía soportar las injusticias que veía a mí alrededor. Por ello, pasado el tiempo, decidí estudiar algo que me permitiera intervenir sobre estos problemas sociales y me hice educador social. A día de hoy, tengo la suerte de trabajar en Grupo 5 CIAN con personas con daño cerebral. Auténticos supervivientes que a pesar de poner todo de su parte para rehabilitarse, cuando están en sociedad, siguen recibiendo una respuesta negativa. Miedo, curiosidad, miradas de pena, trato infantilizado… Por ello, es un orgullo trabajar conjuntamente con otros compañeros y compañeras de Grupo 5 junto a la UCM para evitar estos procesos de exclusión. Cambiemos la mirada.